Conde de Gavalda
  Dinastías Carolingias: Las Casas de David-Toulouse y David-Toulouse-Gevaudan
 



LAS CASAS DAVID-TOULOUSE Y DAVID-TOULOUSE-GEVAUDAN
(del libro: La Dinastía Carolingia en Francia, y su descendencia hasta nuestros días)


En la actualidad la Casa David-Toulouse-Gevaudan, heredera histórica de la originaria Casa David-Toulouse, es la única Casa noble que se denomina a sí misma como dinastía carolingia, entre otras denominaciones de origen. Si se tiene en cuenta el mejor derecho por ascendencia carolingia no es la Casa que mayor preeminencia tiene respecto a otras Casas como la de Rouvroy de Saint-Simon. Pero la ausencia de reclamación histórica-memorial carolingia de otras Casas nobles sitúa a la actual Casa David-Toulouse-Gevaudan, más conocida como Maison de Gevaudan, en una destacada Casa a ser considerada y tratada en un estudio como este de los carolingios y sus descendientes.
La Casa David-Toulouse se convirtió en tiempos de los carolingios en una de las familias nobles más importantes y con más poder de Francia. El origen de la Casa David-Toulouse se sitúa en el Condado de Toulouse. El condado se convirtió en una entidad feudal en el siglo VIII, y fue gobernada de manera independiente hasta su extinción en el siglo XIII, aunque nominalmente fue un territorio vasallo de otros reinos.
La ciudad de Toulouse fue conquistada por los francos a los visigodos en 507, y en 630 el rey merovingio Dagoberto I hizo de ella el centro del Ducado de Aquitania. En 768 el ducado, que había venido gobernándose de manera casi independiente desde 715 con el rey Eudes I de Aquitania, quedó de nuevo integrado en Francia durante el reinado de Pipino el Breve, creándose el Condado de Toulouse en 778. La ciudad de Toulouse además se convertía en capital del Reino de Aquitania, creado por Carlomagno para su hijo Luis el Piadoso en 781.
El primer conde de Toulouse fue Corso (<778-790>) sustituido de su cargo por Carlomagno, quien concedió el condado a su primo Guillermo, que venía siendo el tutor de Luis el Piadoso en el Reino de Aquitania desde 781. Guillermo I de Toulouse era hijo de Auda Martel -hermana de Pipino el Breve-, y el conde Teodorico de Autun. El nombre originario del padre de Guillermo era Makhir-Natronai David hijo del exilarca de Israel Haninai Ben Natronai, y por tanto príncipe de estirpe real judía y descendiente del rey David.
Teodorico de Autun contrajo nupcias en dos ocasiones, primero con una judía de la que se desconoce el nombre y con la que tuvo cinco hijos, y en segundas nupcias con Auda Martel con quien tuvo a Guillermo I (755-812) conde de Toulouse, Berta de Autun y Auda de Autun. Teodorico de Autun fue invitado por Pipino el Breve y su hijo Carlomagno a establecerse en el sur de Francia para contraer matrimonio con Auda. Le dieron todas las facilidades para establecer un reino judío en Septimania, lo reconocieron como Nasí o príncipe de Francia y Jefe de la Casa Real de David y lo nombraron conde de Toulouse y conde de Narbona. El matrimonio de Auda Martel con Teodorico vincularía a la dinastía de este con los carolingios y convertiría a su Casa en una de las más poderosas de Francia.
La ascendencia real judía de Teodorico de Autun es la siguiente:
I.- David, Rey de Israel (n. 1010, antes de Cristo y m. 971 antes de Cristo) contrajo nupcias con Betsabé (BathSheba), hija de Isaí. Reinó durante cuarenta años. El hijo de ambos fue:
 
II.- Salomón, hijo de David, Rey de Israel. Contrajo nupcias con Naamah, el hijo de ambos fue:
 
III.- Roboam, hijo de Salomón, Rey de Judá. Jeroboam, hijo de Nabat, fue el Rey de Israel. El reino queda dividido.
 
IV.- Abias, hijo de Jeroboam, Rey de Israel.
 
V.- Asa, hijo de Salomón, Rey de Judá, hubo diez años de paz. Asa, hijo de Abias, Rey de Israel.
 
VI.- Basa, hijo de Abias, Rey de Israel.
 
VII.- Josafat, hijo de Asa y nieto de Salomón, Rey de Judá. Ajab, emparentado con Josafat, fue Rey de Israel.
 
VIII.- Ocosías, Rey de Israel. A Josafat le sucede su hijo Jorám, Rey de Judá.
 
IX.- Ocozías, hijo menor de Jorám y Atalia hija de Omri, Rey de Judá.
 
IX.- Atalía, madre de Ocozías asume el reinado de Judá, fue Reina de Judá. El Rey de Israel era Jehú.
 
XI.- Joás, hijo de Ocozías, asume el reinado a la muerte de su abuela Atalía. Rey de Judá. El Rey de Israel era Joacaz, hijo de Jehú.
 
XII.- Amasías, hijo de Joás y su esposa Jehoadán. Rey de Judá. El Rey de Israel era Joás de Israel, hijo de Joacaz.
 
XIII.- Le sucede a Amasías, su hijo Azarías u Ozías quien reinó cincuenta y dos años en Jerusalén. Rey de Judá.
 
XIV.- Jotam, le sucede a su padre Azarías u Ozías y su esposa Jedusa hija de Sadoc, como Rey de Judá.
 
XV.- Ajaz, le sucede a su padre Jotam como Rey de Judá.
 
XVI.- Ezequías, le sucede a su padre Ajaz, su madre era Abiyá hija de Zacarías, como Rey de Judá.
 
XVII.- Manasés, le sucede a su padre Ezequías, como Rey de Judá.
 
XVIII.- Amón, le sucede a su padre Manasés, como Rey de Judá.
 
XIX.- Josías, le sucede a su padre Amón, como Rey de Judá.
 
XX.- Joajaz, le sucede a su padre Josías, como Rey de Judá.
 
XXI.- Eliaquim o Joaquim, le sucede a su hermano Joajaz, como Rey de Judá. Fue Nabucodonosor, Rey de Babilonia, quien lo captura y se lo lleva encadenado a Babilonia.
 
XXII.- Le sucede su hijo Joaquin, como Rey de Judá.
 
XXIII.- Le sucede su hermano Sedecias, como Rey de Judá. Fue capturado por el Rey de Babilonia y por Ciro, Rey de Persia, para que respetara la Ley de Yavé. Pasaron setenta años y Ciro los hizo regresar a sus tierras. Zorobabel reconstruye el Templo de Jerusalén, lo acompañan una gran cantidad de familias en el regreso a la tierra prometida.
 
XXIV.- Zorobabel fue Gobernador de Jerusalén desde el 538 al 520 antes de Cristo.
XXV.- Simei, Rey de Judá. Le sucede su hijo.
XXVI.- Mesulam, Rey de Judá. Le sucede su hijo.
XXVII.- Jehoiakim, Rey de Judá en Jerusalén. Le sucede su hijo.
XXVIII.- Jeconiah o Joaquín, Rey de Judá y exilarca en Babilonia.
XXIX.- Shealtiel (Pedaiah), exilarca.
XXX.- Zerubbabel, exilarca.
XXXI.- Hananiah, exilarca.
XXXII- Jeshaiah (Jasadia), exilarca.
XXXIII.- Rephaiah, exilarca.
XXXIV.- Arnan, exilarca.
XXXV.- Obadiah, (Obadia) exilarca.
XXXVI.- Shecaniah, exilarca.
XXXVII.- Shemaiah, exilarca.
XXXVIII.- Neariah, exilarca.
XXXIX.- Elioenai, exilarca.
XL.- Akkub, exilarca.
XLI.- Johanan, exilarca.
XLII.- Shaphat, exilarca.
XLIII.- Huna (Anani), exilarca (¿-210 d. de Cristo).
XLIV.- Nathan ’Ukba, exilarca (¿-270 d. de Cristo).
XLV.- Nehemiah, exilarca (¿-313 d. de Cristo).
XLVI.- Mar 'Ukba II, exilarca (¿-337 d. de Cristo).
XLVII.- Abba Mari, exilarca (¿-370 d. de Cristo).
XLVIII.- Nathan II, exilarca (¿-400 d. de Cristo).
XLIX.- Mar Zutra I, exilarca (¿-455 d. de Cristo).
L.- Kahana II, exilarca (¿-465 d. de Cristo).
LI.- Huna VI, exilarca (¿-508 d. de Cristo).
LII.- Mar Zutra II, exilarca (493-520 d. de Cristo).
LIII.- Huna Mar, exilarca (¿-560 d. de Cristo).
LIV.- Kafnai, exilarca (¿-581 d. de Cristo).
LV.- Haninai David, exilarca de Babilonia, Heredero y Jefe del linaje del Rey David (590-?).
LVI.- Bostanai o Bustanai ben Haninai David, exilarca de Babilonia (610-660 d. de Cristo), contrajo nupcias dos veces, con una judía de nombre Adai o Adal, y, con una persa.
LVII.- Haninai bar Adai o Bar'Adal David, exilarca (627-689). Bar significa "hijo de".
LVIII.- Nehemiah Ben Hanini David (650-?), exilarca.
LIX.- Natronai Ben Nehemiah David, gaon (670-?), exilarca.
LX.- Haninai Ben Natronai (Habibai) (687-?), exilarca.
LXI.- Makhir-Natronai David o Makhir Teodorico de Autun.
Guillermo de Toulouse, hijo de Teodorico de Autun, poseía sobresalientes dotes militares, nos dice la historia que era hombre de fuerte personalidad y que tenía una notable formación cultural para la época. Realizó sus primeras campañas militares contra sajones y musulmanes de Al-Ándalus bajo las órdenes de su primo el rey Carlomagno.
Demostrada su valía Carlomagno confiaría a Guillermo las regiones de Toulouse y Aquitania con la misión de contener a los vascones y a los musulmanes, y crear una franja de seguridad entre los musulmanes y los francos, que después sería llamada Marca Hispánica. Luchó contra las incursiones musulmanas en Septimania (Languedoc y Girona actual), y reconquistó las ciudades de Nîmes y Orange. Sus logros militares lo convirtieron en un guerrero temido por sus adversarios y en un señor feudal admirado por sus vasallos.
Tras largos años de lucha y encontrándose pacificadas Septimania y Gothia decide abandonar una vida dedicada a la guerra y consagrarse a Dios el resto de su vida. En 806 abdica de sus posesiones y se retira al monasterio de Gellone fundado por él en Saint-Guilhem-le-Desert, por lo que es conocido en Francia como Guillermo de Gellone. Seguiría siendo conde de Toulouse de iure aunque no de facto hasta 812, año de su muerte. En 1066 se convertiría en santo de la Iglesia católica, siendo venerado desde entonces como San Guillermo de Gellone.
Guillermo contrajo matrimonio en dos ocasiones: la primera con Cunegunda de Austrasia, con quien tuvo a Bera, primer conde de Barcelona, Gualdrada, condesa consorte de Wormsgau y Gerberga; de su segundo matrimonio con Guitburga tuvo a Adalelmo, Gaucelmo conde de Rosellón, Bernardo de Septimania conde de Barcelona, Heriberto, Teodorico conde de Autun, Guarner y Roslinda.
El hecho de que fuera su hijo Bernardo el heredero de Guillermo en Septimania, y no su supuesto primogénito Bera, hace pensar en que Bera pudo ser el fruto de una tercera relación marital del conde de Toulouse con una mujer goda, pero no hay certeza sobre tal extremo.
 Cuando Guillermo se retiró a la vida monacal en 806 el condado de Toulouse fue confiado al que había sido su lugarteniente, el conde Bégon de Paris, quien estaba casado con Alpaida, hija natural del emperador Luis el Piadoso. Ocho años después Berenguer de Toulouse de la dinastía Unróquida, consejero de Pipino I de Aquitania, es investido con el condado de Toulouse, y en 832 consigue la posesión de casi toda la Septimania y Gothia que estaba en poder de Bernardo de Septimania, en momentos de enfrentamiento de este último con el emperador Luis. Pero la muerte de Berenguer en 835, y la reconciliación de Bernardo con el emperador hacen que este consiga sus antiguas posesiones y las de Berenguer.
Cuando Bernardo muere ejecutado en 844 en el contexto de la lucha por Aquitania entre Pipino II de Aquitania y su tío el rey Carlos el Calvo, y en la que Bernardo apoyaba a Pipino, el condado es confiado por Pipino II a Guillermo II de Toulouse, también conocido por Guillermo de Septimania, quien era hijo de Bernardo de Septimania. Guillermo, partidario del rey Pipino II de Aquitania, perdió el condado en 849 a manos Carlos el Calvo quien confirmó en Toulouse a Fredol I de Rouergue (<849-852>), nieto de Auda de Autun (hermana de Guillermo I de Toulouse).
Los sucesivos condes de Toulouse a partir de entonces y hasta la extinción del condado como feudo independiente serían descendientes de Fredol I de la Casa de Rouergue, a excepción hecha del usurpador Hunifrido de Gothia (<863-865>), de Bernardo III Plantapilosa (<872-886>), hermano de Guillermo II, y de Guillermo III el Piadoso (<886-887>), hijo de Bernardo Plantapilosa. El cargo de conde de Toulouse se convertiría en hereditario a partir de Raimundo I, hermano de Fredol, y su sucesor en el condado.
Cuando en 1271 moría sin descendencia Juana de Saint-Gilles, la última condesa hereditaria del Condado de Toulouse, que gobernaba su feudo junto a su marido Alfonso de Poitiers, hermano de Luis IX de Francia, el condado pasó a ser dominio directo de Francia, de acuerdo con lo pactado en 1229 entre Raimundo VII de Toulouse, padre de Juana, y la corona francesa. El acuerdo estipulaba el futuro matrimonio entre la hija de Raimundo y un miembro de la Casa Real de Francia, y la transmisión del condado a Francia en el caso de no existir descendencia de dicho matrimonio, lo que en efecto ocurrió.
La lista cronológica de los condes de Toulouse desde el inicio del Condado de Toulouse en el año 778 hasta su integración al Reino de Francia el 1271, es la siguiente:
I.- Corso <778-790>
 
I.- Guillermo I de Toulouse el Santo <790-806>
 
III.- Begón de París <806-816> (dinastía Gerarda)
 
IV.- Berenguer de Toulouse (Berenguer I) <816-835> (dinastía Unróquida)
 
V.- Bernardo de Septimania <835-844> (Bernardo I de Toulouse, hijo de Guillermo I el Santo)
 
VI.- Guillermo II de Toulouse (Guillermo de Septimania) <844-849> (hijo de Bernardo de Septimania
 
V.- Fredol I de Rouergue <849-852>
 
VIII.- Raimundo I de Rouergue <852-863> (hermano)
 
IX.- Hunifredo de Gothia (usurpador) <863-865>
 
X.- Bernardo II el Ternero <865-872> (hijo de Raimundo I)
 
XI.- Bernardo III Plantapilosa <872-886> (hijo de Bernardo I, hermano de Guillermo II)
 
XII.- Guillermo III el Piadoso <886-887> (hijo)
 
XIII. Eudes I <887-918> (hermano de Bernardo II)
 
XIV.- Raimundo II <918-923> (hijo)
 
XV.- Raimundo III Ponce <923-951> (hijo)
 
XVI.- Ponce II <951-987> (hijo)
 
XVII.- Guillermo IV Tallaferro <987-1037> (hermano)
 
XVIII.- Ponce III <1037-1060> (hijo)
 
XIX.- Guillermo V <1060-1094> (hijo)
 
XX.- Raimundo IV <1094-1105> (hermano)
 
XXI.- Beltrán I <1105-1112> (hijo)
 
XXII.- Alfonso I Jordán <1112-1114> (hermano, ausente en las cruzadas)
 
XXIII.- Felipa Matilde <1114-1117> (hija de Guillermo IV)
 
XXIII.- Guillermo de Poitiers <1114-1119> (Guillermo IX de Aquitania, conde consorte con Felipa Matilde)
 
XXIV.- Raimundo V <1148-1183> (hijo)
 
XXV.- Alfonso II <1148-1194> (hermano, junto con Raimundo V del 1148 al 1183)
 
XXVI.- Raimundo VI <1194-1222> (hijo de Ramón V)
 
XXVII.- Raimundo VII <1222-1249> (hijo)
 
XXVIII.- Juana I <1249-1271>
 
XXVIII.- Alfonso III (Alfonso de Poitiers) <1249-1271> (conde consorte con Juana I)
 
La anexión del Condado de Toulouse a la corona francesa en 1271 suponía la incorporación definitiva del Mediodía occitano a Francia. Extinguida la rama principal de los condes de Toulouse en el siglo XIII, la herencia histórica de las Casas David-Toulouse y Rouergue, así como el título condal de Gevaudan, serían reclamados a partir del siglo XIX por una rama menor de la Casa de los condes de Rouergue.
Sería José de Gavaldá, descendiente de los condes de Gevaudan/Gavaldá, quien en el siglo XIX iniciaría ante el Estado francés las instancias históricas de reivindicación de los derechos de su sangre y estirpe. José de Gavaldá retoma entonces la utilización del título de conde de Gevaudan y de príncipe real de Septimania.
La ascendencia de José de Gavaldá se remonta a la Casa de David-Toulouse a partir del matrimonio de Auda de Autun -hermana de Guillermo de Toulouse- con Fredol Missus de Rouergue –hijo del conde Gilberto de Rouergue-, con el que tuvieron por hija a Senegunda de Toulouse, quien contrajo matrimonio con el conde Foulcaud de Rouergue (hijo del conde Gilberto de Rouergue). El matrimonio de Senegunda con su tío Foulcaud tuvo por fruto el nacimiento de Raimundo I de Rouergue, conde de Rouergue y de Toulouse. Raimundo casó con Berta de Reims y tuvieron por hijo a Eudes I de Rouergue y Toulouse. Eudes I (832-918) conde de Rouergue y Toulouse, casó con la condesa Garsinda de Albi, tuvieron por hijos a Raimundo II conde de Toulouse y a Armengol I (869-936) conde de Rouergue.
Con la sucesión de Eudes I los feudos de Toulouse y Rouergue se repartirían, correspondiendo Toulouse a Raimundo y Rouergue a Armengol, aunque ambos gobernarían conjuntamente todas las posesiones de la familia. Armengol y su sobrino Raimundo III de Toulouse tuvieron que hacer frente a la pretendida intención de la corona francesa de influir en el Midi, además de luchar con el Ducado de Aquitania por la supremacía en el suroeste de Francia.
En una escritura de donación de 930 a la abadía de Vabres Armengol aparecía con el título de conde de Rouergue, pero dos años después en otro documento similar Armengol aparecería con la titulación de princeps o príncipe en referencia a su potestad en Gothia, un título en desuso en la Casa de Rouergue en el siglo X, si bien al título de conde Armengol unía también el de marqués de Gothia.
De su matrimonio con Adelaida de Carcasona Armengol tuvo a seis hijos: Adelaida de Rouergue, quien casó con Rodolfo de Turena, Riquilda de Rouergue, quien casó con Sunifredo II de Urgel, Raimundo II conde de Rouergue, quien casó con Berta de Arles, Hugo I conde de Quercy, quien casó con Guinidilda de Barcelona, Esteve I de Gevaudan, quien casó con Ana de Brioude y Garsinda de Rouergue, quien casó con Alfredo II de Carcasona.
La ascendencia de los actuales conde de Toulouse y Gevaudan en relación con la reclamación de sus derechos históricos tiene su origen en Esteve I de Gevaudan/Gavaldá (915-967), representante de una rama menor de la Casa de Rouergue, descendiente de Carlos Martel, del conde Teodorico de Autun –por tanto descendiente de la Casa del rey David- y de los condes de Toulouse y Rouergue. Esteve I de Gavaldá tuvo por hijos de su matrimonio con Ana a: Bertran I (938-993), vizconde de Gevaudan, casado con Emildis, y Almodis de Gevaudan, quien casó en dos ocasiones, la primera con Adalberto I de la Marche y en segundas nupcias con el duque Guillermo V de Aquitania.
Bertran I vizconde de Gevaudan casó con Emildis, tuvieron por hijos a: Emildis de Gevaudan, quien casó con Rotbaldo de Provenza, y Esteve II de Gevaudan/Gavaldá (957-972), que casó con Adelaida de Anjou, hija del conde Fulco II de Anjou. Hay bastantes dudas sobre el origen de Ana, la madre de Bertran, de la que se sabe poco. En la Généalogie Famille de Carné Ana aparece como Ana de Brioude, hija de Bertran vizconde de Brioude. En consonancia con esta posibilidad si puede darse por cierto que Esteve II de Gavaldá gobernó sobre la ciudad de Mende, la más importante de Gevaudan, dominaba el sur de Auvernia y también gobernaba sobre el Vizcondado de Brioude, seguramente por herencia materna. El poder de Esteve II era ciertamente el de un conde aunque ostentaría el título de vizconde, a pesar de lo cual si se haría tratar como conde de Gevaudan.
Del matrimonio de Esteve II de Gavaldá y Adelaida de Anjou nacieron los siguientes hijos: Ponce I (970-1016) conde de Gevaudan casado con Teoberga (viuda del conde de Forez y de Lyon), Esteve de Gavaldá, obispo de Puy-en-Velay entre 995 y 998, Ermengarda de Gavaldá casada con el conde Roberto I de Auvernia en primeras nupcias y con Ricardo I de Millau en segundas, y Bertran II (¿-1038) conde de Gevaudan casado con Emildis de Gevaudan. Ponce I y Teoberga tuvieron por hijo a Ponce II, conde de Gevaudan y a Felipa de Gevaudan. Al morir Ponce II, posiblemente sin descendencia, el condado de Gevaudan se disgregó. El título pudo ser portado entonces por Bertran II de Gevaudan, quien murió en 1038.
Una vez fallecido Bertran II el título de conde de Gevaudan fue utilizado por los miembros de la Casa de Auvernia, a causa del matrimonio del conde Roberto I de Auvernia con Ermengarda, hermana de Ponce I. Pero el título también sería utilizado después por la Casa de Millau, por el segundo matrimonio de Ermengarda con Ricardo I de Millau. El título de vizconde de Gevaudan pasaría a Ricardo II de Millau, hijastro de Ermengarda e hijo de Senegunda de Beziers y de Ricardo I. Ricardo II casó con Rixinda de Lodeva y tuvieron por hijo a Berenguer II de Millau quien casó con Adela, la heredera de los vizcondados de Carlat y Lodeva. El matrimonio permitió a Berenguer II anexar a sus dominios de Millau y Gevaudan los vizcondados citados, con lo que su hijo Gilberto heredó los vizcondados de Millau, Gevaudan, Carlat y Lodeva. La expansión territorial de la Casa de Millau continuaría con el matrimonio de Gilberto con la condesa de Provenza Gerberga I.
Gilberto se convertiría en conde consorte de Provenza por su matrimonio con Gerberga de Provenza, y la hija de ambos -Dulce I de Gevaudan- heredaría de sus padres una importante herencia territorial, que sería la base del dominio de la Casa de Barcelona en el sur de Francia por el matrimonio de Dulce con el conde Ramón Berenguer III de Barcelona. Además con el matrimonio de Gilberto con Gerberga se uniría de nuevo el título de Gevaudan -en posesión de Gilberto- con la descendencia de Bertran I de Gevaudan, hijo de Esteve I.
La descendencia desde Bertran I hasta Gerberga de Provenza es la siguiente:
I.- Bertran I (938-993) conde de Gevaudan, casó con Emildis (o quizás Ermengarda, de origen desconocido), tuvieron por hija a;
II.- Emildis de Gevaudan (958-?), casó con Rotbaldo I conde de Provenza, tuvieron por hijo a;
III.- Rotbaldo II (¿-1014) conde de Provenza, casó con Ermengarda (de origen desconocido), tuvieron por hija a;
IV.- Emma (¿-1063) condesa de Provenza, casó con Guillermo III de Toulouse, tuvieron por hija a;
V.- Bertran I de Folcalquier (¿-1081) conde de Provenza, casó con Estefanía de Baux, tuvieron por hija a;
VI.- Estefania de Folcalquier, casó con Guillermo II (952-1031) vizconde de Marsella, tuvieron por hija a;
VII.- Estefanía Dulce de Marsella, casó con Godofredo conde de Provenza (1015-1062), tuvieron por hija a;
VIII.- Gerberga (1060-1115) condesa de Provenza, casó con Gilberto conde de Gevaudan, tuvieron por hija a;
IX.- Dulce de Gevaudan (1090-1130) condesa de Provenza, condesa de Gevaudan, casó con Ramón Berenguer III conde de Barcelona. 
El Condado de Gevaudan estaría en manos de la Casa de Barcelona hasta 1258 con motivo del Tratado de Corbeil entre Jaime I de Aragón y Barcelona y el rey francés Luis IX, en el que el conde de Barcelona cedía Gevaudan y Millau a Francia a cambio de la renuncia de la corona francesa a sus derechos feudales sobre los Condados Catalanes. Además Jaime I renunciaba también a intervenir en Provenza donde la heredera del condado Beatriz (miembro de una rama menor de la Casa de Barcelona) había casado con Carlos de Anjou, hermano del rey francés.
El Condado de Gevaudan fue integrado al dominio de la corona francesa tras el tratado, y a partir de 1307 los obispos de Mende, en base a privilegios temporales que habían obtenido en 1061, tomaron el título de condes de Gevaudan, hasta que en 1792 en tiempos de la Revolución francesa fueron abolidos los derechos feudales y dejaron de utilizarlo.
El testigo de los derechos históricos de los condes de Gevaudan sería recogido por José de Gavaldá, quien ante el Estado francés inicia en la segunda mitad del siglo XIX la reclamación de los derechos de sangre y estirpe que asistían a su familia, y que se remontaban a la etapa carolingia en lo referente a Toulouse y Gevaudan.
La descendencia de los herederos históricos de la Casa David-Toulouse a partir de su reclamante José de Gavaldá es la siguiente:
I.- José de Gavaldá (n.1863), príncipe de Septimania, conde de Gevaudan, casó con Filomena Santís, tuvieron por hijo a;
II.- Enrique I de Gavaldá (n. 1888), príncipe de Septimania, conde de Gevaudan, casó con Matilde Clementina de Dupont, tuvieron por hijo a;
III.- Enrique II José de Gavaldá (n.1909), príncipe de Septimania, conde de Gevaudan, casó con Elba Alcira Doncil de Saillans, tuvieron por hijo a;
IV.- Ricardo Alberto de Gavaldá (n.1938), conde de Toulouse, casó con Antonia Mercedes Castro, condesa de Ituarte, tuvieron por hijo a;
V.- Rubén Alberto I de Gavaldá, de iure Esteve IV, (n.1969), príncipe de Septimania, conde de Gevaudan, Jefe de Nombre y Armas de la Casa Real David-Toulouse-Gevaudan.
 
  96939 visitantes  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=