Conde de Gavalda
  Septimania y la Casa de Gevaudan
 


En el siglo VIII los musulmanes cruzaron los Pirineos y penetraron en el área conocida como la Septimania y allí permanecieron desde el 720 hasta el 759, creando en el área un principado musulmán autónomo cuya capital era Narbona y solo debía lealtad al emir de Córdoba (un omeya). En el ano 752 el hijo de Carlos Martel, Pipino "el Breve "
ya había recuperado gran parte del territorio de Septimania, menos su capital, Narbona donde resistían musulmanes y judíos (estos eran mayoría en esa región desde la expulsión que ocurre después de la destrucción del Templo).

Así, en 759, Pipino realiza un pacto con la población judía de Narbona la cual entonces se revela contra los musulmanes y le abre las puertas de la ciudad a Pipino.
Luego de que los judíos reconociesen a Pipino como su Señor, este cumpliendo su parte del trato crea un principado en Septimania y para dirigirlo le pide al Califa de Bagdag (enemigo declarado de los omeyas) que enviara un Exilarca (Príncipe de la Casa de David) de entre los judíos que se encontraban en Bagdag y que eran descendientes de David.

El escogido fue el príncipe Natronai-Mahkir que tomo el nombre cristiano de Thierry, este fue reconocido por Pipino y el Califa de Bagdag como "rey de los judíos, de la “semilla real de la Casa de David "a pesar de las enérgicas protestas del Papa Esteban III y sus sucesores.

Mahkir-Teodorico (Thierry) caso con una hermana de Pipino llamada Aldana (o Auda Martel ) y tuvieron entre otros un hijo que sucedió a su padre como rey de los judíos de Septimania, Guillermo Gellone quien fue Conde de Barcelona, Toulouse, Auvergne y de Razes y en quien se combinaban la sangre de David y de los Merovingios.

 
Con los descendientes de esta familia tratan de emparentar todas las Casas Reales y Nobles de Europa pues así se legitimaban siendo descendientes del Rey David. Así los Capeto de Francia, los Borbon, los Hohenstaufen, los Plantagenet, los Duques de Aquitania y muchas otras Casa de importancia que siguen estas líneas genealógicas hasta la actualidad como la Casa de Gevaudan/Gavalda. Estas regias familias son depositarias de la herencia del Rey David y por lo tanto parientes de Cristo y la Virgen Maria. Sobre esto hay una serie de libros, documentos, datos que muestran esta realidad histórica y solo es cuestión de leerlos y buscarlos.

Por don Rodulfo Gautier y Portuondo
San Juan de Puerto Rico, mayo de 2010
 
  96939 visitantes  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=